Busca monografías, tesis y trabajos de investigación

Buscar en Internet 

       Revistas   Cursos   Biografías

rss feeds RSS / /

La creatividad como concepción para una nueva época

Resumen: El estudio de la creatividad ha sido un trabajo muy complejo que ha logrado despertar interés educativo, científico, organizacional, y se ha abordado desde múltiples perspectivas. Esta variedad de contextos en los que la investigación de la creatividad ha tenido un espacio, en la creación de gran cantidad de definiciones dependiendo de los fundamentos teóricos y filosóficos del enfoque, así como de los intereses metodológicos.

Publicación enviada por Lic. Beisys M, Polanco Rodríguez




 


Introducción

 

El estudio de la creatividad ha sido un trabajo muy complejo que ha logrado despertar  interés educativo, científico, organizacional, y se ha abordado desde múltiples perspectivas.  Esta variedad  de contextos en los que la investigación de la creatividad ha tenido un espacio, en la creación de gran cantidad de definiciones dependiendo de los fundamentos teóricos y filosóficos del enfoque, así como de los intereses metodológicos.

 

Dentro de la psicología se puede encontrar  un punto de vista muy similar, caracterizado por diferentes concepciones acerca del fenómeno, así como una intensa preocupación por arribar a la tecnología necesaria para introducir a la creatividad norma del proceso de enseñanza.

 

La carencia de una definición clara y precisa parece ser la responsable de las dificultades conceptuales, metodológicas y tecnológicas con las que se ha afrontado el estudio riguroso de la conducta creativa, lo cual revela la necesidad de continuar investigando sobre la concepción e intervención de este comportamiento.

 

Una nueva perspectiva de creatividad

 

La tendencia mundial en el campo de la investigación sobre la creatividad  ha surgido con mayor fuerza en áreas como la antropología, la semiótica, la comunicación, la psicología cultural, la historia de las mentalidades, la ética, el constructivismo cultural y hasta en la geometría fractal o los modelos matemáticos probabilísticos.

 

En estas nuevas perspectivas, Parra (1996) opina que  pudieran encontrarse pistas para entender mejor el pensamiento creativo, lo cual está sujeto a lo meritorio, al azar, al mundo de las intenciones y a las metáforas, más que a los modelos matemáticos normales de descripción y explicación conceptual del mundo.

 Asimismo De la torre (1997) señala que la creatividad es un término de reciente aparición, introducido con la finalidad de proporcionar sensación de libertad, autonomía, indeterminación, comprensión e intervención directa del sujeto quien participa en el evento creativo.

Si bien es cierto, este proceso se fundamenta en la existencia de pasos y procedimientos donde la persona desarrolla su creatividad y además, todo ser humano posee capacidad para crear; por tal motivo en la enseñanza, las estrategias didácticas se han centrado solo en impulsar el pensamiento deductivo, para enjuiciar o evaluar, dejando de lado el pensamiento intuitivo y la apertura a nuevas ideas, base de la creatividad.

 

En los últimos años se viene hablando de este rasgo, pues actualmente es altamente valorado en diversos contextos debido a su relación con el éxito.  En tal sentido al educando se le debe estimular su  capacidad  creadora,  para que elabore soluciones creativas y satisfactorias a los mismos.

 

ORIGENES  

El vocablo 'creatividad' tiene su origen en la voz latina 'creare' que significa engendrar, dar a luz, producir algo.

 Los estudios en creatividad tienen sus orígenes, en la curiosidad investigativa, y los primeros acercamientos en este campo,  se remontan al estudio en Ciencias Naturales a mediados del siglo pasado, con -Galton en 1869-, quién estudia la creatividad como fenómeno producido por la determinación hereditaria y genética.

 

Del mismo modo,  Wallas a principios  del siglo XX ofrece aportes significativos sobre el proceso creativo y la caracterización de las personas creadoras. Sin embargo  aparecen  investigadores de vanguardia como Torrance, Barrons, Meadow y Taylor, entre otros, que incursionan sobre personalidad creativa, proceso creador, evaluación creativa, dando un lugar preferencial a la creatividad como manifestación objetual y productiva.

 

A partir de estos intentos de acercamiento la psicología, se orienta a trabajar la creatividad desde el concepto de la imaginación creadora, es decir, independiente de la mediación genética o cultural, investiga la transformación mental como factor desencadenante de procesos y productos creativos, fundados en la percepción, el procesamiento de la información y la imaginación.

 

Nuevos investigadores se apropian de estos aportes ofrecidos por la psicología y le dan aplicación en diferentes  disciplinas, al mismo tiempo se consolida una comunidad académica en creatividad y se crea la fundación mundial para la creatividad, que proyecta los avances investigativos a diversos campos, destacándose, entre muchos, -A.F.Osborn 1962-, en el campo empresarial, -S.J.Parnes 1967- en el campo educativo, -J.Adams 1969- en el campo de la innovación y la tecnología.

 

Este tipo de investigaciones le sirvieron de base a la comunidad Internacional, para no perder de vista los procesos, con marcadas tendencias estructurales y funcionales, a centrar los intereses en las observaciones y comportamientos de los sujetos, particularmente el de los inventores como fuente de estudio y acercamiento al hecho creativo, igualmente en los procesos de construcción del conocimiento mediado por las acciones de formación y aprendizaje.

 

Desde otro punto de vista, las investigaciones de orden humanista y cultural fundadas en las teorías psicoanalíticas y las perspectivas subjetivistas, ofrecen proposiciones teóricas en el campo de la creatividad, -L.Kubie 1958, C. Rogers. 1959, A. Maslow 1969,- sobre la elaboración preconciente, la creación interior y la autorrealización, respectivamente.

 

En la década de los 50. Se lidera la investigación en E.E.U.U., en la década de los 60, el referente creativista llega a Europa; pioneros como Handin, Beudot, Kaufman, la proyectan y la difunden, se destaca en el campo educativo los aportes 1970-1980, de R.Marin, S. De la Torre, D.de prado, para citar solo algunos. En la década del 70 y 80, llega a América Central y Suramérica, con mención de los desarrollos investigativos de M.Rodriguez (México), M. de sanchez, A.Machado (Venezuela), A.Galeano, G.Aldana, C.Vasco (Colombia), A.Mitjáns (Cuba) M.Max Neef. (Chile).

 

Ya en la década del 90, el trabajo en creatividad se hace a través de comunidades organizadas en redes, con eventos y convocatorias a nivel Nacional e Internacional, trabajos enmarcados en equipos académicos, centros de investigación, y procesos curriculares de formación.

 

La creatividad desde sus  orígenes tiende a ser considerada como producto en sus definiciones, como una capacidad o una habilidad de pensamiento; esta concepción reduccionista, enmarcada en un paradigma funcional de la dimensión creativa, orientó los esfuerzos a elaborar, desarrollar y aplicar instrumentos para fortalecer la conducta y el comportamiento, o en otros casos a desarrollar habilidades y destrezas para el logro de capacidades y frutos creativos. 

 

Caracterización de la creatividad  

R. Hallman propuso en 1963, cinco condiciones que  considera necesarias y suficientes para sistematizar las investigaciones de  la creatividad:  

1)  Conectividad.- Para que pueda darse la creatividad, parece indispensable que haya alguna forma de actividad combinatoria.  Como el hombre no puede crear a partir de la nada, sólo podrá hacerlo  estableciendo una relación distinta entre elementos previamente existentes, por consiguiente, se trata es de establecer o producir nuevas relaciones (no encontrarlas).  

2) Originalidad.- Un producto original no es reducible, es decir, debe ser singular, ideográfico, lo que implica novedad, impredicibilidad, unicidad (en el sentido de único, irrepetible) y sorpresividad (debe provocar sorpresa por lo repentino e inesperado). (Gardner H., pág. 392).  

3) No-racionalidad.- La combinación novedosa de elementos tiene lugar mediante operaciones inconcientes, es decir, no pertenece al ámbito mental de la racionalidad ni se hallan controladas de modo conciente.  Por ejemplo, la actividad de metaforizar, empleando los recursos de lo que el psicoanálisis llama proceso primario (en oposición al proceso secundario, que rige la actividad racional). Diversos estudios tienden a confirmar la importante función que  pueden cumplir los procesos analógico-metafóricos en la producción creadora  (Azzollini S. y González F.).  

4) Auto-realización.- La creatividad conlleva a un cambio fundamental en la estructura de la personalidad, y  tiene lugar en la dirección del logro de la plenitud de la realización del ser humano.  Maslow llega a identificar la creatividad con salud psíquica y con autorrealización. Aca  habrá  una relación entre creatividad y motivación, cada  vez que la persona que se autorrealiza presenta un caudal motivacional de gran fuerza, el que a su vez reviste gran importancia para la actividad creativa.

5) Apertura.- Esta condición se refiere a aquellas características personales o ambientales que facilitan al sujeto pasar del estado actual a soluciones futuras,posibles e indeterminadas. La condición o rasgo comprende la sensibilidad (tendencia a aceptar las cosas tal como son, antes de conformarlas a una contexto predeterminado); tolerancia a la ambigüedad es tolerar lo conflictivo, lo desconocido, lo inseguro; auto-aceptación; toda  persona creativa siente que tiene un sentido de su destino personal y de su valor, que le permite aceptarse a sí mismo como fuente de valores y la  espontaneidad que proporciona al acto creativo la sensación de libertad, autonomía e indeterminación.

 

Características de la creatividad  

En la presente reseña se hará un repaso de aquellas características asociadas con la creatividad Como indica Vervalin (pág. 21), Sin  embargo, debemos tener en cuenta que no hay ningún estereotipo claro del individuo creador, si bien las llamadas (por ellos mismos o por otros) personas creativas, presentan ciertos rasgos similares.  

1)     La creatividad implica una manera novedosa de ver las cosas.- El creador percibe o imagina de forma novedosa.  

"La creatividad es la capacidad humana para innovar, lo cual significa generar ideas nuevas y esquemas, hechos y materiales, que resulten novedosos y significativos" (Guerrero, pág. 2).  Puede decirse que la creatividad es la habilidad para generar formas fluidas y novedosas con las que se analizan y resuelven problemas y se organizan los materiales que se usan en tales análisis.  

Durante  las investigaciones sobre la creatividad, en general hubo siempre un amplio acuerdo en definir la creatividad como "la capacidad para encontrar relaciones entre experiencias antes no relacionadas, y que se dan en la forma de nuevos esquema mentales, como experiencias, ideas o productos nuevos" (Landau E., pág. 16).

1)   La creatividad es una capacidad presente en todo ser humano.- La creatividad como capacidad de producir nuevas ideas o soluciones forma parte de las potencialidades de todo ser humano, y no únicamente de los artistas o intelectuales.  

No todos los autores piensan, en la creatividad como una cualidad común a todas las personas.  Para Perkins, "la creatividad no se deriva de un talento o un conjunto de talentos, sino de capacidades específicamente creadoras".  

2)      Las personas creativas tiene actitudes características hacia sí mismas y el entorno.- Tienen confianza en sí mismas y en las propias "excentricidades". Son sensibles a sus propias invenciones y, al considerarlas, tienen pocos mecanismos represivos o bloqueos e inhibiciones mentales.  Tienen una buena aceptación de sí mismas y percepción de sus características psicológicas.  Intentan mejorar sus producciones, sin preocuparse por competir con los demás.  No están pendientes de la opinión ajena.  

Demuestran empatía hacia la gente y hacia las ideas divergentes. No son conformistas en sus ideas, aunque tampoco anticonformistas, sino mas bien independientes. No intentan controlar sus propias imágenes e impulsos ni los de los demás.

 

3)      La creatividad suele estar asociada a otras características psicológicas.- La persona creativa suele tener una alta curiosidad intelectual, y gran amplitud de intereses e información que pueden combinar, elegir y extrapolar para resolver problemas. En general, también se verifica tendencia a la reflexión, buena capacidad de concentración y sentido del humor.    

Presentan también persistencia y dedicación , están bien dotados intelectualmente, lo que incluye capacidad de síntesis, capacidad metafórica, habilidad para reestructurar ideas, coherencia y organización del pensamiento (sin que ello implique rigidez), flexibilidad, fluidez, entre otros.  

Al buscar soluciones no hacen grandes esfuerzos por evitar los problemas desagradables o complicados; al contrario, tienen preferencia por los problemas complejos y las soluciones simples.

 

4)     La creatividad se asocia con la actividad inconsciente.- "siempre supone espontaneidad, imprevisibilidad, originalidad y libertad. Esta energía formativa no surge de la esfera única de la conciencia, sino que emerge a través de una vivencia irruptiva de las profundas y oscuras regiones de la psique, aquello que llamamos lo inconciente y que la conciencia capta, pero en la convicción de que ella no es la fuente del contenido creativo" (Rubino V., pág. 98).  

Para Winnicott, la creatividad corresponde a la condición de estar vivo; es lo que hace que el individuo sienta que la vida vale la pena vivirla.  

Arieti, por su parte, tiende también a asociar creatividad con salud mental cuando distingue la imaginación sometida por la voluntad, propia del pensador creativo, y la imaginación descontrolada, propia de la locura (Guntern M. y otros).  

Sin embargo, Barron (Adams J., pág. 160) no asocia creatividad con salud mental, y da como ejemplo grandes creadores artísticos que padecían importantes desequilibrios mentales y neurosis (Van Gogh, Rimbaud, Baudelaire, entre otros.)  

 

Teorías e investigaciones sobre la creatividad  

La creatividad ha sido relacionada, especialmente desde el Renacimiento en adelante, con las bellas artes, y desde entonces no se ha dejado de vincularla con la genialidad y con ciertas facultades místicas.  

La investigación científica de la creatividad no comienza, sin embargo, hasta 1860 con el "Hereditary Genius", de Galton (Landau E., pág. 15). Más adelante, en 1892, Burnham señaló la costumbre de distinguir imaginación reproductora e imaginación creadora y que ambas implicaban habilidades mentales diferentes (Davis y Scott, pág. 160).  

Simpson, por su parte, en 1922 construyó un test para medir habilidad creativa y la definió como la capacidad de apartarse de la secuencia común de pensamiento, y sostuvo que también ella debía evaluarse agregándola a los tests tradicionales de inteligencia.  Spearman, hacia 1930, defendía la existencia de una capacidad creativa que podía aplicarse a diversos contenidos: sensoriales, ideacionales, entre otros.  

Sin embargo, sólo recién a partir de 1950, las investigaciones sobre la creatividad comenzaron a ser más sistemáticas y continuadas, o menos esporádicas y dispersas.

Señala Johnson-Laird (pág. 239) que los psicólogos han estudiado la creatividad de muchas formas, haciendo pruebas para medirla, experimentos para explorarla o ejercicios para aumentarla, pero se han formulado pocas teorías sobre sus procesos subyacentes y las existentes, están lejos de dar una explicación completa de cómo alcanza la mente nuevas ideas y algunas veces describen procesos que normalmente no se considerarían creativos.  

Para otras teorías, la creatividad dependería de asociaciones inusuales, pero son demasiado simplistas como para producir auténticos trabajos imaginativos, pues hay mucho más en juego que esas asociaciones cuando se escribe una canción  o se realiza  un dibujo.  

"Los tests utilizados para medir la creatividad han dado resultados poco satisfactorios y muy subjetivos, por lo que se consideran indicadores más fiables el tipo y naturaleza de los productos creados. Aparecen dos problemas para su medición: 1) La falta de teorías unificadas y una definición operacional sobre las cuales basar el instrumento, y 2) la poca habilidad para producir evidencia suficiente en torno a que los tests normales de creatividad enfocan capacidades diferentes a las medidas por los tests de inteligencia" (Benatuil D.).

 

Teorías generales sobre la creatividad  

1)   Teorías biológicas.- Revisando las diferentes teorías sobre la creatividad, se puede advertir que muchas de ellas han intentado buscarle un 'lugar' definido: el psicoanálisis habló del inconsciente, la neurobiología del hemisferio derecho, entre otros.  

Para este último punto de vista, el hemisferio derecho del cerebro es la mitad intuitiva, visual, artística y divergente, mientras que el hemisferio izquierdo es la mitad racional, verbal, científica y convergente. Perkins (pág. 224).  

2)   Teoría de J. Guilford.- Uno de los pioneros en la investigación de la creatividad, Guilford comenzó planteando hipótesis relativas a la presencia de ciertos rasgos que parecía tener importancia en el pensamiento creador, y diseñó tests para la medición de tales rasgos, que fueron agrupados en dos grandes grupos: los correspondientes al pensamiento convergente y al pensamiento divergente.  

Al aislar los rasgos esenciales de la creatividad, advirtió que creatividad no es lo mismo que inteligencia y que esta  depende de varias capacidades primarias, siendo en el pensamiento divergente donde se encuentran los ingredientes más importantes de la creatividad; se trata de un pensamiento que avanza por caminos insólitos, no trillados, cuyas características más importantes son la fluidez, la flexibilidad y la originalidad.  

El mismo Guilford confirmó algunas investigaciones previas acerca de las características de la persona creativa, las que sintetizó en ocho puntos (Davis G. y Scott J., pág. 22):

 

3)      Teoría de Taylor (1959).- Taylor acepta las cuatro etapas de Wallas, pero también considera que la creatividad existe en cinco niveles diferentes: a) la creatividad expresiva, sin referencia a la calidad del producto; b) la creatividad productiva, que implica la producción de un objeto; c) la creatividad inventiva, que requiere el nuevo uso de viejas partes; d) la creatividad innovadora, cuando se desarrollan nuevas ideas o principios;  e) la creatividad naciente, que requiere la "capacidad de absorber las experiencias que son comúnmente aportadas ; a partir de ello, produce algo que es totalmente distinto".  

4) Teoría de Wertheimer.- Este autor interpreta la creatividad en el contexto de la teoría de la Gestalt, y para él, el proceso creador implica pasar de una situación estructuralmente inestable o insatisfactoria (S1) a una situación (S2) que ofrece una solución.  En el pasaje de S1 a S2 se llena una laguna, obteniéndose la mejor forma o gestalt.  Agrupamiento, organización y estructuración son, por lo tanto, características de todo pensamiento productivo.

 

5)      Teoría de A. Koestler (1964).- Lo que este autor denomina 'bisociación' es lo que se encuentra subyacente en todo proceso creador, entendiendo por tal cualquier ocurrencia mental asociada simultáneamente con dos contextos habitualmente incompatibles.

 

6)      La bisociación sería un nexo asociativo que va desde un marco de referencia a otro.  El problema aquí es como representar el marco de referencia, pues una composición musical puede derivarse enteramente del interior de un solo marco de referencia, a saber, el proporcionado por las restricciones del estilo del compositor.

 

7)      Teoría de Weisberg.- Weisberg (p. 92) sostiene que el pensamiento creador no es una forma extraordinaria de pensar: no depende de la manera en que produce sino de lo que produce, lo que se ve más claramente al examinar los procesos creadores en las artes y las ciencias.  

Weisberg sostiene que no hay nada en particular que permita identificar el pensamiento creativo, y que el llamado genio no existe.  El pensar creativo ha de ser juzgado como extraordinario sólo por lo producido, y no a causa de los procesos mentales que lo generaron ya que estos son procesos comunes a todas las personas. Por lo tanto, las soluciones creativas no implican cualidades tales como el pensamiento divergente o alguna otra capacidad creativa especial.  

 

Las condiciones de la creatividad  

¿Qué condiciones determinan el surgimiento del acto creativo? Si se toma  en cuenta el punto de vista freudiano sobre las series complementarias, se puede  pensar que para que este acto de creación se produzca, deben darse simultáneamente tres factores:  

1° El factor constitucional se refiere a la presencia de ciertos genes que pueden potenciar el acto creativo, aunque aún no existe evidencia acerca de cuáles podrían ser.

2° El factor disposicional concierne al tipo de experiencias infantiles capaces de crear un campo propicio para el desarrollo de la creatividad.  

3° El factor actual se refiere a ciertas situaciones que deben darse en el momento de producirse el acto creador para que la persona pueda inspirarse.  

En general, cabe señalar que las diversas  propuestas para estimular el pensamiento creativo surgen con el fin de que las personas puedan acceder a una capacidad. Pero el problema está en que  la creatividad, no es estimulada por la educación tradicional.  

En efecto, gran parte de las dificultades para el desarrollo de las capacidades creativas es la existencia de un entorno social y cultural desfavorable que tiende a inhibir el desarrollo de las mismas.  

Gowan y Demos (pág. 13), indican que los esfuerzos de los educadores para incrementar la producción creativa de sus estudiantes descansa sobre tres hipótesis: a) todo individuo posee, en algún grado, capacidad creativa; b) esta capacidad, en la forma en que el individuo la posee, es susceptible de desarrollarse por la práctica; y c) semejante ejercitación es función propia de la escuela.  

Método de Epstein.- Epstein  

Propone cuatro maneras de ejercitar la creatividad: a) No dejar pasar las ideas, pues ellas son muy veloces y desaparecen con la misma facilidad en que se presentaron. Escríbalas, por ejemplo. b) Afrontar desafíos: colocarse en una posición difícil con pocas posibilidades de salir airoso. El fracaso suele incentivar la creatividad. c) Ensanchar horizontes: Cuantos más conocimientos se tengan, tanto mayor será la capacidad creativa. Busque no tanto la cantidad como la variedad de información. d) Dar variedad al ambiente: rodearse de estímulos diversos y cambiantes, aún en el propio hogar, estimula la creatividad.    

 

El pensamiento creativo

 

Una de las manifestaciones de la creatividad es el pensamiento creativo que puede aplicarse a cualquier campo es una actividad bipolar entre lógica y fantasía, y es el resultado de la comunicación interpersonal. Empieza por ser una reacción subjetiva a un estímulo y se convierte en formulación objetiva de la percepción subjetiva.

 

El pensamiento creativo es el equilibrio, la integración de extremos sólo aparentes. Para fomentar esta capacidad hay que alejarse del pensamiento mecánico, conformista y estereotipado, y de una crítica demasiado precoz impedimentos ambos que merman la posibilidad de una nueva combinación creativa.Toda educación tiene por objetivo hacer aflorar en nuestros alumnos la creatividad potencial, fomentando la fluidez de ideas e induciendo a establecer muchas asociaciones frente a un solo estímulo, la flexibilidad intelectual y emocional mediante la unión de los diferentes grupos. El descubrimiento de la propia capacidad para reaccionar de distinto modo en el mismo marco produce una nueva relación del individuo con su mundo interior. Aca la  percepción se convierte en conciencia; es decir, se llega a una comunicación intrapersonal consciente.

Reflexión acerca de las Incidencias de la creatividad en filosofía y Psicología  

 

La presente reseña  se apoyó en el Humanismo filosófico, pues es la que más se aproxima a los propósitos de mejoramiento del aprendizaje de las matemáticas.

Según Martorell y Prieto (2002) el  término humanismo se relaciona con las concepciones filosóficas que colocan al ser humano como centro de su interés. A su vez, esta corriente puede ser entendida como una determinada concepción del ser humano, y también como un método.

Desde este enfoque humanista los conocimientos esenciales sobre el ser humano se obtendrán centrándose en los fenómenos puramente humanos tales como la creatividad, debido a que éstos ven frecuentemente un lado optimista y positivo del hombre, es decir, su potencial creativo.

En este sentido, Sánchez (1991) afirma que la creatividad es una actividad humana resultante de la combinación de diferentes planos y procesos del pensamiento, es decir, de actos racionales que obedecen a las reglas de la lógica, la heurística y que están de una u otra forma, ligados a la experiencia cotidiana.  

Durante los últimos siglos, se han dado diversas explicaciones sobre la creatividad desde el punto de vista filosófico. Sin embargo, se ha olvidado que la actividad creadora del ser humano no es más que una característica central de la razón. Esto explica el descuido al que ha sido sometida la imaginación, considerada como la facultad más relacionada con la capacidad de crear.  

En este orden de ideas, la creatividad se comienza a ver desde algunas teorías como un hecho ontológico, la presencia del hombre ante su realidad es la que importa. La persona en su totalidad participa en el evento creativo, en otras palabras, el sujeto se vuelve transformador y creador de ámbitos porque interviene en la dinámica real de la vida.

 

Los seres humanos actúan bajo influencias culturales e históricas y según los deseos y expectativas de la comunidad en la que viven. El hombre, en todas sus dimensiones, es concebido como un ser biopsicosocial ya que está en constante interrelación con la sociedad. Al individuo podrá guardársele la tarea de pensar y crear, lo cual está de acuerdo con su óptima dignidad. 

               

            En este sentido, es importante destacar que  la creatividad no es aislada sino que se estudia toda la persona como un ente global colocándola frente a su propio poder creativo como algo formidable y fascinante, este desafío significa trazar nuevos linderos de pensamiento que hagan compatible teoría y práctica.

 

En psicología, se le atribuyen a la creatividad las siguientes particularidades: 1) originalidad: considerar las cosas o relaciones bajo un nuevo ángulo, 2) flexibilidad: utilizar de forma inusual pero razonable los objetos, 3) sensibilidad: detectar problemas o relaciones hasta entonces ignoradas, 4) fluidez apartarse de los esquemas mentales rígidos e inconformismo: desarrollar ideas razonables en contra de la corriente social.

 

Componentes de la creatividad                

La creatividad es, hoy por hoy, un rasgo altamente valorado en diferentes contextos; por consiguiente,  las personas son apreciadas porque son creativas sea cual fuera el ámbito en que se desempeñen; sin embargo, ésta no es un lujo ya que todo el mundo posee capacidad para crear.

 

Álvarez (1993) expresa que la creatividad consta de por lo menos cuatro componentes, a saber:

a)                el proceso creativo

 b) el producto creativo

 c) la persona creativa

 d) el pensamiento creativo.

 

Por su parte, Guilford (1967) relaciona el pensamiento creativo con el pensamiento divergente, plantea que este tipo de pensamiento es el más apropiado para resolver problemas que admiten un número indeterminado de soluciones.De manera similar, De Bono (1991) afirma que el pensamiento creativo esta íntimamente relacionado con el pensamiento lateral, el cual es un tipo de pensamiento instructivo, holista, no lineal, que permite reestructurar modelos existentes para crear otros.

 

Por otra parte, Torrance (1976) expresa claramente que un docente creativo es el mejor ideal  para sus alumnos, debe poseer conocimientos claros de sí mismo, de sus alumnos: interés, eventualidades, aspiraciones; conocer principios, teorías y técnicas sobre la creatividad, comprensión de los procesos, información actualizada, conocimiento amplio del mundo y su entorno, sobre todo, cualidades físicas, emocionales, morales, éticas y gran capacidad para relacionarse.

 

El docente será, sin duda alguna, una persona creadora que variará las técnicas para el desarrollo y propondrá nuevos enfoques, será un modelo creador que eduque más por lo que hace que  por lo que expone, con la libertad como fundamento psicológico; la igualdad como fundamento social y el educando como sujeto y objeto de su propio aprendizaje siempre en camino hacia su propia valoración y autorrealización.

 

BIBLIOGRAFÍA 

Álvarez, C. (1993). Creatividad: estimulación del pensamiento creativo. Trabajo de grado de maestría. Universidad Nacional Experimental Simón Rodríguez. Núcleo de Barquisimeto.  

Cuevas, J. (2000). La Estimulación de la Creatividad en el Proceso de Enseñanza – Aprendizaje. Trabajo de grado, maestría en Educación mención: Orientación. Universidad de Carabobo.  

De Bono, E. (1991). El pensamiento lateral: manual de creatividad. (M.M.L.B. Trads.). Trabajo original publicado en 1970. Barcelona, España: Paidos.  

De la Torre, S. (1997). Creatividad y Formación. México: Trillas

Gary  y Joseph, (1992). Estrategias para la Creatividad. Buenos Aires: Paidós.  

Guilford, J. (1967). La Naturaleza de la Inteligencia Humana. New York: McGraw Hill.  

Hernández, C. y Durán, G. (1997). Educación Creatividad y Cerebro. Valencia /Venezuela.  

Sánchez, M. (1991). Desarrollo de Habilidades del Pensamiento. Creatividad: Guía del instructor. México: Trillas.  

Torrance, P. (1976). Desarrollo de la Creatividad del Alumno. Argentina: Librería del Colegio. 

Lic. Beisys M, Polanco Rodríguez

Universidad de Carabobo Área de Estudios de  Postgrado Mañongo.

Valencia-Venezuela

 

Beipo_1@hotmail.com

Enviado por: Prof. Cirilo Orozco-Moret

e-mail: cirilotampa@hotmail.com

UNIVERSIDAD DE CARABOBO

MAESTRÍA DE EDUCACIÓN MATEMÁTICA

 

 



Valora este artículo 5   4   3   2   1

Comparte  Enviar a facebook Facebook   Enviar a menéame Menéame   Digg   Añadir a del.icio.us Delicious   Enviar a Technorati Technorati   Enviar a Twitter Twitter
Artículos Destacados